Infofenix 61

INFOFENIX

ORGANO OFICIAL DE PRENSA Y DIFUSION DEL
ESCUADRON FENIX  
VETERANOS DE GUERRA – ASOCIACION CIVIL

PERSONERIA JURIDICA – Res. I.G.J. N° 840/96


UNIDAD OPERATIVA DE LA F.A.A.
N° 61  –  Julio 2016

Domicilio Legal                                                    Anexo
Paraná 326 – Piso 9° Oficina 35                         Aeródromo Morón – Hangar 5 – Of. T-24
C.P. 1017 – Capital Federal                                  Av. Eva Perón 2200 – CP 1708 – Morón
Web: www.escuadronfenix.org.ar
Correo electrónico: info@escuadrofenix.org.ar
        FACEBOOK   http://www.facebook.com/pages/Escuadrón-Fénix-Veteranos-de-Guerra

Redacción y Diagramación VGM  Lic. Rubén C. Álvarez  Vocal 3º

 

RECORDANDO LOS CUMPLEAÑOS

MES DE JULIO     11  COLOMBRES Agustín R.
13  CORREA CUENCA Juan M. M.
                                 15  MOLINA CARRANZA Hipólito B
                                 16  BASSINI Juan C.
                                 18  GONZALEZ Oscar L.
                                 21  BOVEDA Rubén J.
                                 21  ERMACORA Pablo R.
                                 21  PETROCELLO Adrián M.
                                 23  GRECO Carlos H
                                 25  SOLDAN Fernando

MES DE AGOSTO    01  IRAIZOZ Martín E.
                                     01  MUSANTE Alfredo E.
                                     09  CANCRINI Miguel A.
                                     10  GONZALEZ Alberto R. M
                                     11  ARCE Ramón L.
                                     11  HARRIAGUE Roberto E.
                                     13  RIVERO de Guevara Olga L.
                                     20  WILLIAMS Alberto
                                     22  ALVAREZ Rubén C.
                                     22  PIGNATO Roberto L.
                                     25  BENEDITTO Horacio A.
                                     27  MASCARIN Ángel A.
                                     29  GERVAI Claudio J. E.
                                     30  MARIANI Roberto C.
                                     30  RODRIGUEZ Carlos M.

MES DE SEPTIEMBRE    04  NISHIMOTO Alejandro H.
                                               17  CACERES Héctor L.
                                               26  DUCUING Marcelo E
                                               27  CASTRO Manuel M.

MES DE OCTUBRE       04  FORASTIERO José A
                                           07  BIANCO  Eduardo E
                                           10  PAGLIANO  José A.
                                           12  TILLOUS  Carlos
                                           12  VAZQUEZ  Américo B
                                           21  RODRIGUEZ  Jorge L
                                           27  MARTINEZ  Ezequiel F
                                           30  GAVAGNIN  Rodolfo

MES DE NOVIEMBRE    06   MAC INTYRE  Alberto J.
                                             09   BARRERAS  Norberto  A.
                                             10   SPALLA  Luis  A.
                                             14   GONZALEZ  Edgardo H.
                                             20   PAEZ ALLENDE  Jorge L.
                                             20   VILLAVERDE Francisco D.
                                             23   BERTOGLIO  Robel  E


SE INVITA A LOS SEÑORES ASOCIADOS A PARTICIPAR DE LAS REUNIONES Y ACTIVIDADES DEL ESCUADRON.  RECORDAMOS QUE ES MUY IMPORTANTE PARA LA VIDA Y SUBSISTENCIA DE ESTA ASOCIACION LA INTEGRACION DEL GRUPO HUMANO QUE LA CONFORMA Y ASI EVITAR QUE SE CUMPLA EL  “DECALOGO DE COMO MATAR A UNA ASOCIACION”

 

ESCUADRON FENIX – VETERANOS DE GUERRA – ASOCIACION CIVIL
UNIDAD OPERATIVA DE LA FUERZA AEREA ARGENTINA
– MALVINAS 1982 –

MUY IMPORTANTE !!!!!

FINALIZACION  DE  MANDATO  Y  RENOVACION  DE  LOS
MIEMBROS  DE  LA COMISION  DIRECTIVA

ESTIMADOS SOCIOS.

ANUALMENTE  EL 31 DE MAYO  VENCE  EL  EJERCICIO (Titulo IV –Art. 15° – Inc. i-) Y EN OCTUBRE CELEBRAMOS LA ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA ANUAL Y COMO ESTABLECE NUESTRO ESTATUTO SOCIAL (Titulo IV), DESPUES DE DOS AÑOS DE MANDATO DEBEMOS RENOVAR LA COMISION DIRECTIVA,

POR LO CUAL DESEAMOS APROVECHAR ESTA OPORTUNIDAD PARA RECORDARLES QUE ESTAMOS ABIERTOS A LA RECEPCIÓN DE LISTAS CON LA NÓMINA DE LOS SOCIOS QUE ESTÁN DISPUESTOS Y CON VOLUNTAD PARA INTEGRAR LA NUEVA COMISIÓN DIRECTIVA DE NUESTRA INSTITUCIÓN.

ASIMISMO LES SOLICITAMPOS QUE LOS SOCIOS QUE INDIVIDUALMENTE QUIERAN Y TENGAN LA INICIATIVA DE FORMAR PARTE DE LA NUEVA COMISION DIRECTIVA NOS LO HAGAN SABER, FIJANDOSE COMO FECHA LIMITE PARA PRESENTAR LAS LISTAS O AUTOCONVOCARSE EL 31 DE AGOSTO DE 2016.

MUCHAS   HAN  SIDO  LAS  ETAPAS  POR  LAS  QUE  HA  TRANSCURRIDO  LA  VIDA DEL QUERIDO ESCUADRON FENIX, MUCHAS DE ELLAS, SIGNADAS POR EL TRABAJO  FECUNDO  PERO  TAMBIEN  SACRIFICADO  DE   LOS  MIEMBROS  DE  LAS  COMISIONES  DIRECTIVAS,  MUCHOS  DE  ELLOS  CON  GANAS  YA, DE DAR UN PASO AL COSTADO PARA QUE SANGRE NUEVA DIRIJA LOS DESTINOS DEL ESCUADRÓN.

EL  ESPIRITU  DE  SACRIFICIO,  LA VOCACIÓN  DE  SERVICIO QUE  ESTÁ  EN TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS NOS HA DE LLEVAR A PENSAR ESTA PROPUESTA,  EN  HONOR AL ESPÍRITU DE LA PATRIA TODA Y EN  RECUERDO  DE LA  GESTA  DE  MALVINAS  E  ISLAS  DEL  ATLANTICO  SUR.

CONTACTOS:
Secretario Sr. VGM Carlos Manuel Rodríguez  011-15-4477-4373
Subcomisión RRPP  Sra. Daysi Rendo Gadea 011-15-4073-9429
Correo electrónico  info@escuadronfenix.com.ar
Correo postal  Paraná 326  Piso 9º Of. 35  C.P 1017 –  CABA
De enviar correspondencia postal por favor informarlo vía telefónica

FIRMADO: COMISION DIRECTIVA Periodo 2014 -2016

CICLO DE CONFERENCIAS 2016

Organizado por la COMISION PERMANENTE DE HOMENAJE A LA GESTA DEL ATLANTICO SUR, todos los días jueves de los meses de marzo a junio del 2016, entre las 17:00 y las 19:00 horas en el Centro de  Oficiales de las Fuerzas Armadas en la C.A.B.A.; se está desarrollando el Ciclo de Conferencias sobre “MALVINAS EN EL BICENTENARIO DE LA PATRIA”.

El jueves 14 de abril expusieron los miembros del ESCUADRÓN FENIX que tan destacada actuación y colaboración con nuestra FUERZA AÉREA, tuvieron en el desarrollo de la Guerra por la recuperación de Nuestras Islas Malvinas en verdadera muestra de coraje y heroísmo.

Desarrollando el Tema ESCUADRON FENIX – CIVILES EN MALVINAS
Disertaron el presidente Dr. VGM Ignacio J Arcidiacono, el vicepresidente Capitán (R) FAA VGM Jorge L. Páez Allende, el secretario Sr. VGM Carlos M. Rodríguez y el vocal 1º Sr. VGM Carlos L. Miranda

INVITACION
Estimados Compatriotas y Amigos:
El presente correo es para informarles que todos los jueves entre las 17:00 y las 19:00 horas en el Centro de Oficiales de las Fuerzas Armadas (Palacio González Balcarce-Quintana 161-de esta Capital Federal) se está desarrollando el Ciclo de Conferencias sobre “MALVINAS EN EL BICENTENARIO DE LA PATRIA “.
En tal sentido adjuntamos el Programa de Conferencias.
El próximo jueves 14 de abril expondrán los miembros del ESCUADRÓN FENIX que tan destacada actuación y colaboración con nuestra FUERZA AÉREA, tuvieron en el desarrollo de la Guerra por la recuperación de Nuestras Islas Malvinas en verdadera muestra de coraje y heroísmo
Los Esperamos a todos.
Fuerte Abrazo.
Ernesto Dario FERNÁNDEZ MAGUER Presidente.
Gustavo VARELA CARLOMAGNO. Vicepresidente.
Luis Nicolás POLO Secretario

Misa conmemorativa del “XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego  de la Fuerza Aérea Argentina


El Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, tiene el agrado de invitar a Ud. a la Misa conmemorativa del “XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina”  que tendrá lugar el día 29 de abril del corriente a las 11.00 hs, en la Catedral Castrense “Stella Maris”, ubicada en la Av. Comodoro Py y Corbeta Uruguay – Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Buenos Aires, 14 de abril de 2016.-

VETERANOS

Uniforme: Servicio completo s/gorra.
Vestimenta: Saco y corbata.
S.R.C. TEL. 4317-6698

A partir de las 11:00 hs. se realizó la Misa conmemorativa del “XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina. Invitada nuestra Asociación Civil participaron de la ceremonia el Vocal 3º VGM  Lic. Rubén C. Álvarez y el Vocal VGM Víctor A. De la Fuente

La Asociación Civil Escuadrón Fénix Veteranos de Guerra agradece a Noticias en Vuelo la nota y fotos
FUENTE:   Noticias en Vuelo de la F.A.A. / http://www.noticiasenvuelo.faa.mil.ar/articulos.asp?idn=1584

“LOS QUE DEJARON SUS VIDAS EN MALVINAS AFRONTARON ESTA GUERRA MOTIVADOS POR EL AMOR A LA PATRIA”

Manifestó el administrador diocesano del Obispado Castrense, monseñor Pedro Candia, en la misa en homenaje a los caídos en Malvinas
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos por PC Sonia Pereyra

En el marco de la Gesta de Malvinas, en la mañana fría del viernes 29 de abril, en la Catedral Castrense “Nuestra Señora Stella Maris” se realizó una misa en honor a los 55 héroes caídos en defensa de la Patria de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).
Entre las autoridades presentes se encontraba el titular de la FAA, brigadier mayor “VGM” Enrique Víctor Amrein, acompañado por el inspector general, brigadier mayor Héctor Ascazuri; autoridades de la Fuerza Aérea y de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de Seguridad, personal militar y civil de la Institución. También se hizo presente el Coro Polifónico de la Institución “Aviadora Carola Lorenzini” que amenizó la homilía.

La ceremonia religiosa comenzó con el ingreso del administrador diocesano del Obispado Castrense, monseñor Pedro Candia junto a los cinco capellanes mayores de las FFAA; entre ellos, el capellán mayor de la Fuerza Aérea, presbítero Ricardo González quien leyó la nómina de los caídos.

Luego, se leyeron dos lecturas bíblicas. Al finalizar, monseñor Candia dedicó unas palabras a los presentes.

“Los muertos en Malvinas y los Veteranos de Guerra gracias a Dios son tenidos muy presentes por el pueblo argentino, por la inmensa mayoría de nuestros compatriotas. Y nosotros aquí estamos haciendo lo mejor que podemos que es rezar por ellos, recordarlos en la santa misa”, manifestó.

Y continuó: “Recordamos la generosidad y la audacia de los jóvenes oficiales, suboficiales y soldados de la Fuerza Aérea que dejaron sus vidas en Malvinas porque afrontaron esta Guerra motivados por el amor a la Patria. ‘Nadie tiene amor más grande -dice Jesús- que el que da la vida por lo que ama’. El amor a la Patria no es solamente una reclamación, no es un concepto, sino que es una práctica. Nosotros queremos rezar por los muertos en Malvinas para que ellos gocen de la paz en la eternidad y para que esa misma paz también la tengan sus familiares y camaradas”.

Asimismo, aprovechó la oportunidad para realizar una reflexión sobre nuestro presente y futuro. “Malvinas como parte de una historia que nos estimula, nos deja lecciones que podemos aprender y nos guía. Nosotros podemos aprender de la honestidad y de la humildad de los soldados. Esto es lo que enaltece a las personas. (…) debemos sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos”, afirmó Candia.

Con respecto a la recuperación de nuestra soberanía, el administrador diocesano explicó que “el poderío de un pueblo no consiste en su riqueza, en su geografía, ni en su poder económico, político o militar; un pueblo es fuerte cuando su sentido le indica que es moral. Cuando eso se pone en riesgo, se pone en riesgo su soberanía. Recuperar cada uno la moral en su interior, es la esencia para que la sociedad reconstruya esa moral. Esa es la esperanza sobre nuestro futuro. (…) Malvinas: sus víctimas son sus héroes. Ellos nos exigen la recuperación de los valores de nuestra sociedad”.

“En esta celebración está presente la imagen de nuestra patrona, la Virgen de Loreto. Fue muy invocada en Malvinas, aquí lo hacemos también nosotros, pidiéndole que interceda ante Jesús para que él les de la paz a los que dejaron la vida en Malvinas; la paz en sus corazones a quienes sufren las heridas y las consecuencias de la guerra; la paz y la esperanza a los familiares de los caídos y a nosotros, sus camaradas y amigos”, concluyó.

A continuación, se celebró la Eucaristía y monseñor Candia brindó las últimas palabras de homenaje antes de finalizar la homilía: “Lo demandó el honor y obedecieron. Lo requirió el deber y lo acataron. Con su sangre la empresa rubricaron. Con su esfuerzo la Patria engrandecieron. Fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso como valientes lucharon y como héroes murieron. Por la Patria morir fue su destino. Amarla, su pasión eterna. Servir en la Fuerza Aérea, su vocación y sino. No quisieron servir a otra bandera. No quisieron andar otro camino. No supieron vivir de otra manera”.

ACTO Y VIGILIA POR EL 34º ANIVERSARIO DEL BAUTISMO DE FUEGO DE LA F.A.A.

En la noche del 30 de abril nuestra Asociación conjuntamente con la Comisión Permanente de Homenaje a los Aviadores de Malvinas”, realizamos en la plaza “Aviadores de Malvinas”, del Barrio Aviación de la localidad de Don Torcuato, el acto en conmemoración del XXXIV Aniversario de Bautismo de Fuego de la FAA
A partir de las primeras horas de la noche la C.P.H.A.M. con su presidente el Sr. Jorge E. Páez desarrollo un programa de actividades culturales y musicales con la participación de varios conjuntos musicales locales y la participación de una gran cantidad de vecinos de la plaza,
La Ceremonia en Homenaje al Bautismo de Fuego de la FAA dio comienzo a las 23:40 horas, con la presencia de las siguientes entidades y autoridades. A quienes agradecemos su participación

  • Representante del Sr. Intendente del Partido de Tigre.
  • Representante del JEMG Fuerza Aérea
  • Sr. Jefe de la Policía de Don Torcuato
  • Delegación y Guardia de Honor de la FAA
  • Delegación de la Prefectura Naval
  • Delegación de los Bomberos Voluntarios de Don Torcuato con Bandera y escoltas
  • Delegación de  Veteranos de Guerra del Partido de Tigre
  • Delegación de  Veteranos de Guerra del Partido de San Martin
  • Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur integrada por los Señores Presidente, Vicepresidente y Secretario
  • Vecinos del Barrio Aviación

En este acto participó una comitiva del Escuadrón Fénix, integrada por los socios, VGM Roque G Alegría e hijas, VGM Lic. Rubén C. Álvarez, VGM Dr. Ignacio J Arcidiacono, VGM Miguel Á. Cancrini y familiares,   VGM Víctor A. De la Fuente, VGM José Martín Sánchez y Sra., VGM Oscar L González, Cap. FAA (R) VGM Jorge L. Páez Allende, VGM Carlos M. Rodríguez y la Sra. Daysi Rendo Gadea
Cronograma
Locución con las respectivas introducciones y presentaciones a cargo de la Sra. Daysi Rendo Gadea por el Escuadrón Fénix y el Sr. Jorge E. Páez de la CPHAM

  • Inicio del acto nombrando las autoridades presentes.
  • Mención del motivo de la ceremonia, nombrando a los Aviadores Héroes de las FFAA.
  • Ingresan los abanderados del Escuadrón Fénix y Bomberos Voluntarios de Don Torcuato.
  • Entonación del Himno Nacional Argentino.
  • A las 00:00 hs. se lanzan bombas de estruendo y toque de sirena de los bomberos
  • Comienza la marcha Avenida de las Camelias y se nombra los componentes que avanzan con antorchas.
  • Se enciende la Pira en homenaje a los Héroes Nacionales por parte de las Guardias de Honor y se entona la Marcha de Malvinas.
  • Finalizada la marcha y encendida la pira, se encienden las luces.
  • Palabras y Bendición de la pira y fuego.
  • Palabras por parte del Presidente CPHAM
  • Palabras por parte del Presidente del Escuadrón Fénix
  • Palabras por parte del Delgado Municipal
  • Se retiran los abanderados y el oficial a cargo anuncia a la autoridad, que ha dispuesto de la guardia de honor y se retira con el resto del personal, con la marcha Alas Argentinas. Agradecimiento,
  • Desconcentración final y se invita a los presentes a tomar un mate cocido con tortas fritas

XXXIV ANIVERSARIO DEL BAUTISMO DE FUEGO DE LA FUERZA AEREA ARGENTINA

Se realizaron los actos en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, Provincia de San Luis, y en el Helipuerto del Edificio Cóndor.   Invitaciones recibidas

Señores Veteranos de Guerra:

Tengo el agrado de dirigirme a Uds., haciéndoles llegar la invitación del Señor Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, siendo extensiva para los asociados y miembros de la organización. Se invita especialmente a que cada Asociación de Veteranos de Guerra participe con sus banderas/estandartes representativos, y para ello se pone a disposición de DOS (2) plazas para el traslado aéreo. A efectos de preveer su traslado aéreo para el 1º de Mayo desde la Aeroestación Militar “Aeroparque”, le solicitamos tenga la gentileza de confirmar la asistencia al teléfono 4317-6698 o vía email, a fin de informarle la hora de presentación, siendo recepcionada hasta el día 20 de abril los datos personales y números de documentos. De no hacerlo se asumirá que no se utilizará el medio aéreo.

Saludos cordiales        Comodoro  D. Roberto Gentile

    

El Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, tiene el agrado de invitar a Ud. a la Ceremonia conmemorativa del “XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina”, que tendrá lugar el 1° de mayo del corriente a las 11hs, en la “V Brigada Aérea – Villa Reynolds”, Provincia de San Luis

Buenos Aires, 14 de Abril  de 2016.-
VETERANOS
Uniforme: servicio  completo.
Vestimenta: Saco y corbata.
S.R.C. TEL. 4317-6698

El domingo 1° de mayo de 2016 a las 11:00 horas, se realizó en las instalaciones de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, Provincia de San Luis, la Ceremonia Central Conmemorativa del XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina, hecho ocurrido el 1º de mayo de 1982 durante el Conflicto Bélico del Atlántico Sur
Recibidas las invitaciones dirigida a los Veteranos de Guerra de nuestra Asociación por parte del Sr. Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea y del Director de Malvinas e Islas del Atlántico Sur.
Según consta en la nota anexa se reservan dos plazas para el traslado aéreo. Se designan para concurrir a nuestro Presidente VGM Dr. Ignacio J Arcidiacono y el Vocal 1º VGM Carlos L. Miranda quienes llevaran y portaran, respectivamente, la Bandera de Guerra y el Estandarte representativos de nuestra Asociación Civil.  También se encontraban la Asociación de Veteranos de Guerra Bahía Agradable de la FAA y Delegaciones de Veteranos de FAA.

Nuestra Asociación agradece a Noticias en vuelo de la FAA la nota y fotos
La ceremonia se desarrolló de acuerdo a lo relatado en la nota abajo transcripta
http://www.noticiasenvuelo.faa.mil.ar/articulos.asp?idn=1590

“ELLOS SIMBOLIZAN LOS PRINCIPIOS Y VALORES QUE GUÍAN NUESTRO CAMINO”

Lo expresó el titular de la Fuerza Aérea Argentina brigadier mayor Enrique Amrein en la ceremonia de conmemoración del Bautismo de Fuego de la Institución en Malvinas
Por 1er Ten Sheila Lyall y Lic. Laura Artuso/Fotos C. Gadea y Sol. Vol. F

El 1° de mayo en la V Brigada Aérea, ubicada en la ciudad de Villa Reynolds, provincia de San Luis, amaneció frío y soleado; desde muy temprano la Cuna de Halcones empezó con sus actividades para la preparación de la ceremonia por el trigésimo cuarto Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina durante en el Conflicto del Atlántico Sur.

En ese hito histórico participaron hombres que mancomunados hicieron posible la heroica epopeya, demostrándole al mundo que supieron ofrendar lo más valioso que tenían y para lo que habían sido preparados en Defensa del honor y de la soberanía nacional.

Eran las 10 de la mañana y el sol con sus rayos proporcionaban un clima más ameno para todos los presentes ubicados en la plataforma de aviones de la Unidad. En el ambiente se sentía el palpitar de los corazones de miles de personas que esperaban con ansias este día ya que la Institución comparte con los argentinos el reconocimiento hacia quienes ofrendaron su vida por la Patria.

La ceremonia fue presidia por el ministro de Defensa, Ing. Julio Martínez junto al jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier mayor “VGM” Enrique Víctor Amrein. También estuvieron presentes el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división “VGM” Bari del Valle Sosa; el intendente de la ciudad de Villa Mercedes, Mario Merlo; el jefe de la V Brigada Aérea, comodoro mayor Víctor Sybila, brigadieres; comodoros mayores; personal militar y civil; familiares del personal caído en la gesta de Malvinas y veteranos de guerra e invitados especiales.

El acto comenzó con el saludo del jefe de la agrupación “Bautismo de Fuego” comodoro mayor Sybila a los efectivos formados. Allí el titular de la FAA y el jefe de la V Brigada Aérea recibieron al ministro de Defensa.

Cumplidas las formalidades, a bordo de un vehículo Hammer saludan a los efectivos formados de la agrupación “Bautismo de Fuego”. Cabe destacar además, la presencia de distintas delegaciones de la FAA integradas por: la Banda Militar de Música “Bautismo de Fuego” de la Escuela de Aviación Militar; agrupaciones de banderas de organismos y bases constituidas durante el Conflicto del Atlántico Sur; secciones pertenecientes a las escuelas de Aviación Militar y de Suboficiales, el Instituto de Formación Ezeiza, una delegación del Grupo 1 Comunicaciones Escuela y Veteranos de Guerra de Malvinas.

Luego las Bandas Militares de Música “Félix Origone”, con asiento en la V Brigada Aérea y “Bautismo de Fuego” interpretaron las estrofas el Himno Nacional.
A continuación el comandante de la Línea Aérea Austral, César Arce y el representante de CEO de Laboratorios Roemmers Eduardo Macchiavello le entregaron simbólicamente los restos del avión Douglas A4B Skyhawk matrícula C-248 al brigadier mayor Amrein. En marzo de 2005 Arce y Macchiavello en un avión Piper Navajo arribaron a las Islas Malvinas en un autodenominado “Turismo Patriótico”. Ellos identificaron los restos del avión que fue tripulado por el 1er teniente Fausto Gavazzi derribado en el Conflicto del Atlántico Sur, repatriando luego esas partes con la intención de depositarlos en la Unidad a la cual la aeronave pertenecía.

Durante la ceremonia se condecoró a la Bandera de Guerra del Grupo I Comunicaciones pertenecientes a la II Brigada Aérea. Distinguida en esta oportunidad por la Fuerza Aérea Argentina, en virtud del desempeño de los hombres que constituyeron un ejemplo extraordinario del sentido del honor, el valor y la disciplina con su participación en el Conflicto del Atlántico Sur.

El capellán mayor de la Institución, presbítero Ricardo González llevó a cabo una sentida invocación religiosa alusiva al Bautismo de Fuego.

Uno de los momentos emotivos sin dudas fue cuando el brigadier “VGM” Eduardo Daghero, actual oficial en actividad más moderno que participó en la Guerra de Malvinas, elevó su voz al leer la nómina del personal militar caído en combate en el Teatro de Operaciones Sur, promovido al grado inmediato superior “post morten”. Cuando finalizó la lectura se escuchó al unísono por parte de los efectivos formados, la palabra “presentes”.

De inmediato se ejecutaron los acordes del minuto de silencio en memoria de quienes perdieron su vida en Malvinas. En ese mismo instante se realizó el pasaje de aviones A4-AR realizando un desprendimiento limpio hacia arriba de una de las aeronaves, en memoria del numeral caído en combate, representando el paso hacia la gloria de todo el personal de la Fuerza Aérea Argentina que dió su vida por la patria con honor y valentía.

Las palabras para conmemorar el hecho más trascendente de la historia institucional estuvieron a cargo del brigadier mayor “VGM” Enrique Amrein: “Estamos aquí en la Cuna de Halcones con todas las Unidades de la Fuerza representadas, unidos por el hilo intangible de un sentimiento que deviene de la raíz más profunda de nuestra concepción como Nación. Y que como en cada ocasión, mantiene firme una premisa indeclinable: honrar a nuestros héroes que combatieron por la patria en el Conflicto del Atlántico Sur”.

Y continuó “Próximos a la conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional, deseo destacar que el legado de nuestros héroes está aquí presente, entre nosotros. Los valores y principios que llevaron a los padres de la patria a luchar por una Nación libre y grande, son los mismos que les permitieron a nuestros héroes caídos en combate escribir esa parte de la historia y son los que hoy nos comprometen a ser los protagonistas de una fuerza que mantenga firme esos valores éticos y morales” .

Amrein manifestó también que: “Este es el día para recordar a quienes llevaron su juramento con la patria y su compromiso con la Fuerza hasta su punto más alto: entregar la vida. A ellos y a los familiares de los 55 héroes, nuestro más sentido y sincero homenaje. Y sirva también este momento para homenajear a cada uno de nuestros Veteranos de Guerra, muchos de ellos nos honran hoy con su presencia, los cuales independiente del lugar, labor o rol que hayan desempeñado, todos contribuyeron a que la Fuerza Aérea pueda cumplir con su misión”.

“Hoy a 34 años del Bautismo de Fuego a quienes integramos las filas activas de la Fuerza nos toca enfrentar nuevas jornadas de prueba para la voluntad y para el sacrificio. El mismo espíritu de vencer que animo a nuestros combatientes desplegados a las Islas y a lo largo de nuestro territorio continental, debe animarnos a superar las dificultades del momento actual” subrayó el brigadier mayor.

Y como reflexión final expresó “No debemos cesar en el empeño de construir una Institución moderna, adiestrada, bien equipada y sustentada en los mismos valores y virtudes que animaron a nuestros combatientes en Malvinas. Para ello, renovamos ante todos los invitados de hoy nos acompañan, el férreo compromiso con la Patria y sus intereses que los hombres y mujeres de la Fuerza Aérea han asumido, de modo de contribuir, cumpliendo diariamente su misión, al engrandecimiento de la Nación Argentina”.

Posteriormente, el titular de la cartera de Defensa, Julio Martínez brindó un discurso donde estacó que “Les traigo a todos ustedes el saludo del Presidente de la Nación, dirigido en especial a los familiares de nuestros cincuenta y cinco héroes de la Fuerza Aérea Argentina y para nuestros veteranos de Malvinas”.
Y añadió: “En esta fecha tenemos que honrar a nuestros muertos porque ellos han honrado a la Patria. Quiero decirles a quienes han elegido esta vocación que son para nosotros un orgullo”.

La ceremonia finalizó con el desfile de los efectivos formados; el pasaje de aeronaves A4-AR y C-130 Hércules y una exhibición de paracaidismo del Grupo “Águilas Azules” de la Fuerza Aérea portando la Banderas de Argentina y la emblemática de la V Brigada, Cuna de Halcones. A todos los presentes se los invito a compartir un vino de honor.

ACTO EN EL HELIPUERTO DEL EDIFICO CONDOR

El Jefe del Cuartel General de la Subjefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Ricardo Antonio DE BIASE, tiene el agrado de invitar a Ud. a la Ceremonia conmemorativa del “XXXIV Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina”, que tendrá lugar el 1° de Mayo del corriente a las 11hs, en el Helipuerto del Edificio Cóndor – Ciudad Autónoma de Bs.As.
Buenos Aires, 14 de Abril  de 2016.-

VETERANOS
Uniforme: servicio  completo.
Vestimenta: Saco y corbata.
S.R.C. TEL. 4317-6698

A partir de las 10:30 horas del domingo 1º de mayo se reunieron en el Helipuerto del Edificio Cóndor por nuestra Asociación Civil, el Vicepresidente  Cap. (R ) FAA VGM Jorge L. Páez Allende, el Secretario VGM Carlos M. Rodríguez y los socios VGM Miguel A. Cancrini y VGM Alejandro H Nishimoto.
Además participaron Veteranos de Guerra de la FAA, entre los que se encontraba nuestro amigo el Comodoro-Médico (RE) VGM Fernando Espiniella, Ex Jefe de Sanidad de la Fuerza Aérea Argentina en las Islas Malvinas e integrante de la Asociación “El Conejo Alado” que agrupa a los VGM de la Sanidad Aérea en Malvinas.
En el desfile terrestre participaron efectivos de la Fuerza, con componentes de las Escuelas Militares y de los diferentes Organismos de la Guarnición Bs As.

LA ASOCIACION CIVIL ESCUADRON FENIX -VETERANOS DE GUERRA

Participo en el Acto de Homenaje a los Civiles Caídos en Combate en 1982.

Realizado por el CENTRO DE CIVILES VETERANOS DE GUERRA “OPERATIVO MALVINAS
Plaza “Buque Pesquero Narwall”, Ciudad de Mar del Plata, 10 de Mayo 2016.

La noche del 9/05 partimos en micro desde capital, Vgm Ignacio Arcidiacono, Vgm Roque Alegría y yo, en Mar del Plata nos aguardaba nuestro socio Vgm Alberto Forastiero.
En conmemoración del hundimiento de los barcos Narwal y Bahía de los Estados ambas civiles, se realiza todos los años el acto homenaje conmemorativo en la plaza Pesquero Narwal.
Acto muy emotivo, con masiva participación de veteranos de guerra de todos los ámbitos y fuerzas armadas.
Luego compartimos un almuerzo de camaradería  La organización de Operativo Malvinas y su hospitalidad como siempre fueron excelentes
Fdo. Daysi Rendo Gadea

Una delegación compuesta por varios centros de VGM entre los que estaban Operativo Malvinas, de Tigre, del Ministerio de Trabajo, Aveguema y  Escuadrón Fénix partieron desde Capital, desayunando en la mitad del trayecto, para luego llegar a la Ciudad de Mar del Plata.
El acto se realizó en el Cenotafio ubicado en la calle Tripulantes del Fournier y Aguado.
Con el acompañamiento del Consejo Deliberante, delegaciones de las tres Fuerzas Armadas y de Seguridad, Banda de Música de la Armada Argentina, gran número de delegaciones del Veteranos de Guerra, representantes de las fuerzas vivas de la ciudad y alumnos de escuelas de los alrededores, En un ambiente de gran camaradería se recordó en Mar del Plata el 34° Aniversario del ataque al Buque Pesquero “Narwall” y el Transporte “Islas de los Estados”.
La Ceremonia se realiza ese día en conmemoración del Día de los Veteranos Civiles, justamente instaurado por ley por el hundimiento del Narwall, razón por la cual concurrimos y colocamos ofrenda floral, finalizado el mismo con el desfile cívico militar
Participaron nuestro presidente VGM  Dr. Ignacio J. Arcidiacono prosecretario Sr. VGM Roque G. Alegría, subcomisión de RRPP Sra. Daysi Rendo Gadea y el socio  Sr. VGM  José A. Forastiero
Luego del mismo se realizó un almuerzo de camaradería donde se estrecharon vínculos con camaradas Veteranos de Guerra y distintas agrupaciones de Veteranos de Guerra
Fdo. VGM Rubén C. Álvarez

ACTO POR EL 124ª ANIVERSARIO DEL MUSEO NAVAL DE LA NACION

El Escuadrón Fénix recibió del Director del Museo Naval de la Nación Capitán de Navío (RS) Alberto Julio Monges, la invitación al acto de celebración por el 124ª Aniversario del Museo Naval de la Nación que se realizó el viernes 20 de mayo a las 10:00 horas en Paseo Victorica 602 de Tigre

Participaron en representación del Escuadrón Fénix, nuestro presidente VGM Dr. Ignacio J Arcidiacono  y el vocal VGM Víctor A. De la Fuente, compartiendo el grato momento con personal del Museo Naval e integrantes de otras asociaciones amigas como son la Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur y  Sobremesa Barquera programa radial en AM610

10 DE JUNIO DE 2016

Domus et Schola
Patriam Faciunt
St. Brendan’s College   Incorporado a la Enseñanza Oficial  (A-607

Acto Conmemorativo.
JORNADA DE AFIRMACIÓN DE LOS DERECHOS ARGENTINOS SOBRE LAS  MALVINAS, ISLAS DEL ATLÁNTICO SUR Y SECTOR ANTÁRTICO – 2016

A partir de las 08:30 horas el presidente Dr .VGM Ignacio J. Arcidiacono y el secretario VGM. Carlos M. Rodríguez participaron en el programa de exposiciones con el tema Fuerza Aérea Argentina,  Escuadrón Fénix, Civiles en Malvinas.

14 de junio de 2016 – 34 ANIVERSARIO DEL “DIA DE LA MAXIMA RESISTENCIA”

El 13 de junio en horas de la tarde, se reunieron varios miembros y esposas de la CPHGAS y del Escuadrón Fénix a los fines de preparar las rosas rojas de homenaje, colocando en cada una de ellas el nombre del héroe que dio su vida por la Patria.
Este homenaje ha sido organizado por la Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur y el Escuadrón Fénix Veteranos de Guerra Asociación Civil, contando con la colaboración de la Unión de Excombatientes de Tigre  y de la Intendencia Municipal de Tigre. El acto se realizó a partir de las 11:30 horas en el Paseo Victorica y Tedin en la localidad de Tigre
Sucesión de la Ceremonia

  •  Adopción dispositivo inicio de ceremonia.
  •  Ingreso de autoridades.
  •  Palabras de bienvenida y alusivas al acto.
  •  Ingreso del Asta Histórico
  •  Bendición del acto y ofrendas florales
  •  Himno Nacional Argentino.
  •  Palabras del Presidente del Escuadrón Fénix.
  •  Palabras del Presidente de la Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur.
  •  Palabras del Intendente del Partido de Tigre.
  •  Entrega de donación de la Rosa por la Paz
  •  Minuto de Silencio.
  •  Ceremonia del arrojo al rio de las rosas rojas en honor a nuestros caídos.
  •  Desfile de Veteranos y Fuerzas Armadas
  •  Desplazamiento de Banda – Cierre.

Entidades y Autoridades Presentes

  • Dr. Luis Zamora Intendente Municipal del Partido de Tigre, quien presidió el acto
  • Dra. Alejandra Nardi Presidente del Honorable Consejo Deliberante.
  • Concejales y Autoridades del Municipio de Tigre: Subsecretario de Promoción Social, Subsecretario de Empleo y Producción, Director General de Entidades Intermedias, y el Director General de Programas Deportivos
  • Representantes de los Jefes de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas.
  • Representantes de los Jefes de las Fuerzas de Seguridad
  • Señores Oficiales y Suboficiales (en actividad y situación de retiro), pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad
  • Señor Comodoro Mayor (R) VGM Alejandro Vergara
  • Familiares y allegados de los Caídos en Malvinas
  • Sr. Juan Carlos Pallarols, Orfebre
  • Vecinos del Partido de Tigre
  • Señores miembros de la Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur –

La formación denominada  “Agrupación Malvinas Argentinas”, integrada por:

  • La Banda de Música de la Fuerza Aérea Argentina
  • Sección de la Compañía Histórica de la Jefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina con Bandera y Escoltas.
  • Sección del Batallón Seguridad de la Armada Argentina. con su bandera y escoltas
  • Sección del histórico Regimiento de Infantería 1 “Patricios” con bandera y escoltas
  • Sección del Grupo de Artillería N° 1 General. Iriarte, con Bandera y Escoltas
  • Sección de Cadetes de la Escuela de Gendarmería Nacional “Martín Miguel de Güemes” con bandera y escoltas.
  • Sección de la compañía histórica de la Jefatura Militar de Gendarmería Nacional con bandera y escoltas.

Completan la “Agrupación Malvinas Argentinas”, y que son los principales destinatarios de este Homenaje el Agrupamiento de Veteranos de Guerra compuesto, entre otros por:

    • El Escuadrón Fénix Veteranos de Guerra Asociación Civil
    • La Unión de Excombatientes de las Islas Malvinas de la República Argentina de Tigre.
    • Veteranos de Guerra de Aerolíneas Argentinas
    • El Centro de Civiles de Veteranos de Guerra “Operativo Malvinas”
    • La Asociación se Veteranos de Guerra de Malvinas  (AVEGUEMA)
    • Agrupación Bahía Agradable de la Fuerza Aérea Argentina
    • Centros de Veteranos de Guerra de San Martin, Tres de Febrero, Presidente Perón, Esteban Echeverría, José C. Paz y La Matanza
    • Delegación de Veteranos de Guerra de la Fuerza Aérea Argentina
    • Delegación de Veteranos de Guerra de la Armada Argentina.
    • Delegación de Veteranos de Guerra del Ejército Argentino
    • Delegación de Veteranos de Guerra de la Prefectura Naval Argentina
    • Delegación de Veteranos de Guerra de Gendarmería Nacional

Por el Escuadrón Fénix estuvieron presentes  los socios VGM’s  Sr. Roque G Alegría,  Lic. Rubén C Álvarez, Dr. Ignacio J. Arcidiacono, Sr. Robel E. Bertoglio, Sr. Miguel A. Cancrini,  Sr. Víctor N. Connor y Sra., Sr. Víctor A. De la Fuente, Dr. Oscar A. Díaz,  Sr. Lorenzo González, Sr. José Martin Sánchez y Sra., Cap. (R) FAA Jorge L Páez Allende, Sr. Carlos M. Rodríguez, Sr. Jorge L. Rodríguez, Sr. Fernando Soldán, Sr. Francisco D. Villaverde, la Sra. Daysi Rendo Gadea.

Presidió el acto
El Intendente Municipal del Partido de Tigre Dr. Luis Zamora.
El Jefe de la Agrupación presentó los efectivos que integran la “Agrupación Malvinas Argentinas”, ordenando los honores correspondientes;   luego ingresaron Teniente Coronel (R) VGM Mario A. Frontera y escolta con  el Asta de la Bandera del Glorioso Regimiento de Infantería 12 General Arenales, que fuera entregada este año por el ejército británico al país como una representación del respeto al soldado argentino.
A continuación el párroco de la Inmaculada Concepción de Tigre, José Luis Quijano dio su bendición al acto y flores, se interpretó el Himno Nacional.
Posteriormente a las Palabras de las autoridades presentes, el famoso orfebre Sr. Juan Carlos Pallarols entrego al presidente de la CPHGAS un regalo muy especial que consistió en una rosa realizada a partir de la fundición de proyectiles.
Tras el minuto de silencio en memoria de los caídos en guerra, se realizó la ceremonia en la cual se arrojaron 649 rosas rojas al río, con los nombres de los héroes que dejaron su vida en las Islas. La misma fue concretada desde el  Guardacostas 48 “Madryn” de la P.N.A. por las autoridades presentes e invitados, y desde la costanera por las otras autoridades presentes y asistentes al acto. La flor roja 650 con crespón en honor a los Veteranos de Guerra fallecidos postguerra fue arrojada por la Sra. Daysi Rendo Gadea
Finalizado este homenaje se realiza el desfile de los Veteranos de Guerra, de las Fuerzas Armadas y Seguridad, desplazamiento y paso de la Banda de Música y cierre del acto.
Posteriormente se realizó un almuerzo de camaradería en un restaurante aledaño. A los postres el Intendente Municipal obsequio a la CPHGAS y al Escuadrón Fénix sendos platos de acero con el reconocimiento a la ceremonia del “Día de la Máxima Resistencia”,  acto que a partir de este año es de Interés Municipal según Ordenanza aprobada.

Sociedad 

Tigre conmemoró el 34° aniversario del Día de la Máxima Resistencia

Con un emotivo acto, Tigre homenajeó hoy a caídos, veteranos y civiles que participaron del hecho que marcó el final de la Guerra de Malvinas; la celebración fue declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante; el intendente Julio Zamora señaló que el reclamo por la soberanía de las islas “no va a terminar hasta que no se reconozca que son nuestras”.Tigre recordó el Día de la Máxima Resistencia

El Municipio de Tigre, junto a la Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur y el Escuadrón Fénix, rindió homenaje a caídos, veteranos y civiles de la Guerra de Malvinas en el trigésimo cuarto aniversario del Día de la Máxima Resistencia. Esta fecha marca el final del conflicto que enfrentó al ejército argentino y el británico en la contienda de 1982. El intendente de Tigre, Julio Zamora, encabezó el acto, del que también participó el famoso orfebre Juan Carlos Pallarols, quien entregó dos rosas de plata como homenaje a los caídos. La celebración fue declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante.
“Esta es una fecha que año a año se conmemora en Tigre y que recuerda a los 649 hombres que se fueron en esta batalla y los soldados que luego de la guerra, por una circunstancia u otra, perdieron o se quitaron la vida. Buscamos poner en la conciencia de cada uno de los argentinos que el reclamo por la soberanía argentina de las Malvinas es permanente y no va a terminar hasta que no reconozcan que son nuestras”, afirmó el jefe comunal durante su discurso.
La Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur, integrada por militares retirados y civiles comprometidos con la causa, recibió un regalo muy especial de Pallarols: una rosa realizada a partir de la fundición de proyectiles. “En una época se fundían las campanas para hacer cañones y, afortunadamente, hoy es al revés. Esta rosa significa acompañar a la gente que sufrió y sigue sufriendo por la guerra”, afirmó el reconocido platero. Además, agregó que hará entrega de una copia de la rosa al Cementerio Darwin en las islas Malvinas, como homenaje a los héroes nacionales
Tras un minuto de silencio por los ex combatientes fallecidos, autoridades, vecinos y veteranos abordaron el Guardacostas 48 “Madryn” de la Prefectura Naval Argentina. Desde allí, arrojaron al Río Luján 649 rosas rojas, cada una con el nombre de los héroes que dejaron su vida en las islas. El intendente arrojó la primera flor con el nombre de Juan Domingo Horisberger, un soldado tigrense premiado en el campo de batalla por su valor y que ha sido reconocido en Tigre nombrando una calle con su nombre. La señora Daysi Rendo Gadea, viuda de un veterano fallecido luego de la contienda y activista social por los derechos de los veteranos, fue la encargada de arrojar la rosa 650 que portaba un ribete negro para recordar a los ex combatientes muertos en la posguerra.
El reconocimiento de los ex combatientes ha sido una política constante en el municipio mediante el acompañamiento en la vigilia, homenajes en el 2 de abril, siendo sede de torneos de veteranos de guerra y declarando en 2013 ciudadanos ilustres a 185 héroes de Malvinas que habitan en Tigre o vivían en el distrito al momento del combate.
La presidenta del HCD, Alejandra Nardi, resaltó: “Es un profundo orgullo para nosotros que este evento se siga realizando en nuestra ciudad. Este acto representa el día de mayor entrega de nuestros héroes y es importante que no olvidemos a las Islas Malvinas y que los más jóvenes sepan lo que significa para el país y para la comunidad tigrense el reclamo por la soberanía de las Islas”.
Por su parte, el presidente del Escuadrón Fénix Veteranos de Guerra y aviador civil en Malvinas, Ignacio Juan Arcidiacono, expresó: “Nosotros le agradecemos al intendente y a la presidenta del Concejo Deliberante por haber declarado de interés municipal este evento que se hace desde varios años en Tigre y que seguirá teniendo lugar aquí. Este es un gran homenaje a los valientes que lucharon en Malvinas y también a quienes murieron allí, que esperamos que, a partir del reconocimiento, siga acrecentándose año a año”.
Quienes asistieron pudieron ver el asta de bandera del Glorioso Regimiento de Infantería 12 General Arenales, una verdadera reliquia pocas veces mostrada, que fue portada por el teniente coronel Mario Alberto Frontera. Este asta fue entregado por el ejército británico al país como una representación del respeto al soldado argentino.
El teniente coronel retirado y presidente de Comisión Permanente de Homenaje a la Gesta del Atlántico Sur, Ernesto Darío Fernández Maguer, subrayó: “El Día de la Máxima Resistencia es una fecha emotiva que mezcla nostalgia, tristeza, amargura pero que a la vez representa el inicio de una nueva fase pacífica y diplomática en la recuperación de nuestras islas. Esta es una bala más a la indiferencia de aquellos que no sienten la causa y que entiendan a los veteranos de guerra”.
El párroco de la Inmaculada Concepción de Tigre, José Luis Quijano, participó del acto y bendijo a la ceremonia, así como también las rosas que fueron arrojadas al río. El cierre fue un desfile cívico militar del que participaron más de una decena de agrupaciones de ex combatientes y que fue musicalizado por la banda militar.
Asimismo, el vicepresidente de la unión de ex combatientes de Tigre, Mario Alejandro Villalobos Olave, admitió: “Estamos muy contentos por el homenaje acá en Tigre. Recordamos días muy crueles, por lo que esto es una mezcla de orgullo y emoción por tirar las rosas con los nombres de nuestros compañeros. Esto representa la argentinidad y la lucha de nuestro país por la soberanía de Malvinas”.
Participaron del desfile miembros de la “Agrupación Malvinas Argentinas”, integrada por efectivos pertenecientes a: la Banda de música de la Fuerza Aérea Argentina, la compañía histórica de la Jefatura del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, el batallón de seguridad de la Armada con bandera y escoltas, el regimiento de infantería I, Patricios, el grupo de artillería I, Brigadier General Iriarte, cadetes de la Escuela de Gendarmería Nacional “Martín Miguel de Güemes” con bandera, la compañía histórica perteneciente a la Jefatura Militar de Gendarmería Nacional con bandera.
Completa la “Agrupación Malvinas Argentinas”, el agrupamiento especial de veteranos de guerra de Escuadrón Fénix de Aviación Civil, la Unión de ex combatientes de las Islas Malvinas de la República Argentina del Partido de Tigre, el centro “Civiles de Veteranos de Guerra “Operativo Malvinas”, Federación Nacional de Veteranos de Guerra de la República Argentina, la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, los centros de veteranos de Tres de Febrero, San Martín, Presidente Perón, Esteban Echeverría, José C. Paz, La Matanza y Veteranos Aerolíneas Argentinas y representantes de los departamentos veteranos de Guerra de Fuerza Aérea, Armada Argentina, Ejército Argentina, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.
Se encontraban presentes los concejales Rodrigo Molinos, Verónica Caamaño, Sandra Rossi, Celia Geromel, Roberto López, Carlos Samyn Duco, Jorge Caubet, Daniel Macri, Teresa Paunovich, Carlos Figueroa y Federico Pérez Gaviola; el subsecretario de Promoción Social, Fernando Mantelli; el subsecretario de Empleo y Producción, Eduardo Fernández; el director general de Entidades Intermedias, Ariel Arnedo y el director general de Programas Deportivos, Julio Nocioni; autoridades militares y de las agrupaciones de veteranos, familiares de veteranos y vecinos del partido.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

ACTO EN PLAZA MANUEL BELGRANO

El día 20 de junio se realizó en la Plaza Manuel Belgrano de Don Torcuato el acto por el Día de la Bandera.
Concurrieron los socios VGM  Sres., Roque Alegría, Robel Bertoglio y José Martin Saches.  El citado acto se desarrolló con la concurrencia de autoridades Municipales, Institutos Escolares, Bomberos Voluntarios, Policía Departamental y gran concurrencia de vecinos del barrio.
Durante la ceremonia se entonó el Himno Nacional, Canción a la Bandera, se colocó una ofrenda floral recordando el fallecimiento del Prócer Héroe Nacional Dr. Manuel Belgrano.

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano y González (Buenos Aires, a la sazón Virreinato del Perú, Imperio español, hoy República Argentina, 3 de junio de 1770-ibídem, 20 de junio de 1820) fue un intelectual, economista, periodista, político, abogado, militar criollo y rioplatense de destacada actuación en el Río de la Plata, Paraguay y el Alto Perú durante las dos primeras décadas del siglo xix.
Participó en la defensa de Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, en las dos Invasiones Inglesas —1806 y 1807— y promovió la emancipación de Hispanoamérica respecto de España apoyando las aspiraciones de la princesa Carlota Joaquina en la región, aunque sin éxito.
Fue uno de los principales patriotas que impulsaron la Revolución de Mayo que destituyó al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y creó la Primera Junta, que reemplazó al gobierno y que integró como vocal.
Peleó en la Guerra de Independencia de la Argentina contra los ejércitos realistas. Fue el jefe de la expedición militar que la junta de Buenos Aires envió al Paraguay. Posteriormente participó en la firma del tratado del 12 de octubre de 1811. Fue también jefe de una de las Expediciones Libertadoras a la Banda Oriental.
En 1812 creó la bandera de Argentina en la actual ciudad de Rosario.
Como general del Ejército del Norte, tuvo a su cargo la Segunda Campaña Auxiliadora al Alto Perú, dirigiendo el éxodo jujeño y comandando las victorias de los revolucionarios en la batalla de Tucumán y en la de Salta, aunque después fue derrotado por los realistas.
Durante el Directorio tuvo gran influencia en el Congreso de Tucumán que declaró la Independencia de las Provincias Unidas en Sud América, proyectando vanamente el establecimiento de una monarquía constitucional dirigida por un noble Inca. Asimismo comandó las tropas nacionales que participaron en la guerra civil contra los caudillos del litoral.
La educación del pueblo fue una de sus principales preocupaciones: para ello elaboró durante su estadía en España un plan de acción con avanzadas ideas sobre la misma.

Fuete: www.malvinense.com.ar/smalvi/2013/2306.htm

10 de mayo de 1982: Hundimiento del Isla de los Estados

Casi toda la tripulación desapareció de la faz de la tierra al ser cañoneada por un buque enemigo. El único español muerto en combate fue en este día. Conozca el relato de los dos únicos sobrevivientes que fueron rescatados seis días más tarde.

Descripción: C:\Fenix\web escuadron fenix\notasycomentarios\Capitan del Isla de los Estados.jpg

Heroicos hombres bravíos de la Patria que en este día perdieron la vida defendiendo el futuro de la Nación. Elevamos una oración en la memoria de estos valientes, para que sus almas descansen en paz.

El buque                                                                                                        
El Isla de los Estados, era un barco mercante español construido en 1975 en Guijón y llamado Trans-Bética, que fue incorporado en diciembre de 1980 a la Armada Argentina y se rebautizó como Isla de los Estados. Su tarea fundamental consistía desde antes del conflicto bélico en el transporte de víveres, combustible y medicinas para los malvinenses. Lo hacía en virtud del cumplimiento de acuerdos anglo-argentinos, este barco también llevaba maderas a las islas y transportaba ovejas al continente, concretamente navegaba 670 kilómetros hasta Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz.
Si bien tuvo la oportunidad de desembarcar en el continente, Olveira no lo hizo y se quedó a bordo como voluntario, realizando las tareas de aprovisionamiento. El 29 de marzo de 1982 zarpó de Puerto Deseado rumbo a Puerto Argentino en su último viaje. El 4 de abril llegó a Puerto Argentino, la capital de las islas al mando del Capitán de Ultramar Tulio Néstor Panigadi.

El artero ataque pirata
El 10 de mayo de 1982, por la noche, los ingleses localizaron el buque mercante en el Estrecho de San Carlos y a pesar de pertenecer a la marina mercante, fue atacado cerca de las 22 horas estando a unas diez millas de Puerto Mitre (también conocido como Puerto Howard).
El barco atacante era la fragata pirata HMS Alacrity, que, sin piedad alguna, hizo numerosos impactos en el buque, el ARA Isla de los Estados estaba ardiendo y escorado a estribor hasta que se produjo la explosión de los tanques de combustible y el barco se hundió en un lapso de menos de 10 minutos, arrastrando consigo a la tripulación. La nave de referencia tenía 81,4 metros de eslora, 3.900 toneladas de desplazamiento y una velocidad máxima de 14 nudos.
Luego del ataque la fragata inglesa se retiró del lugar rápidamente sin cumplir con los códigos de los marinos… sin siquiera intentar rescatar a los náufragos.
Al ser de noche, la situación empeoró las cosas. Pereció toda la tripulación, a excepción de cuatro sobrevivientes, aunque dos no llegarían a la costa.

El atemorizado capitán
Digno de aquél que arroja la piedra y esconde su mano, sin afrontar las consecuencias. Lo correcto hubiera sido socorrer a los naúfragos. De haber actuado en forma negligente, se hubieran salvado dos marinos argentinos. Años después, se supo que el capitán de la fragata HMS Alacrity, llamado Chris Craig, literalmente había salido huyendo, porque adujo que “creía que toda la zona estaba llena de tropas argentinas”.
El almirante Sir John Forster “Sandy” Woodward, a cargo de la Task Force, le había ordenado a la fragata Alacrity que recorriese, la noche del 10 de mayo, de sur a norte y en toda su longitud del estrecho de San Carlos, que separaba las islas Soledad y Gran Malvina. Su misión era descubrir si sus aguas estaban minadas y si existían defensas costeras que pudieran comprometer las operaciones para re invadir las islas.
Durante su silenciosa y tensa travesía nocturna, la Alacrity detectó un barco de superficie. Craig ordenó preparar el cañón de 4.5 pulgadas y lanzó una bengala, luego de algunos minutos efectuó una serie de disparos, haciendo desaparecer el contacto de sus pantallas. Había hundido al transporte mercante argentino Isla de los Estados.
Perdido el secreto de su misión, Craig ordenó poner en máxima potencia a sus motores para salir del estrecho y alcanzar a toda velocidad la seguridad de aguas abiertas, donde además esperaba encontrarse con otro barco británico. A la salida del estrecho de San Carlos, a las 01.30 horas del día 11 de mayo, la fragata por poco es hundida por el submarino argentino San Luis que le disparó dos torpedos, uno estalló pero se ignora dónde.

El naufragio
Sólo 4 personas de la tripulación del Isla de los Estados pudieron escapar y alejarse apreciablemente del buque, pero dos de ellas murieron al dirigirse a la costa.
Tras la explosión en el Isla de los Estados, el Capitán de Corbeta Alois Esteban Payarola, uno de los pocos supervivientes en el puente, salió hacia el costado de babor donde se encontró con el mayordomo Omar Héctor Sandoval (nacido el 9 de noviembre de 1929 en La Plata; tenía 52 años, una esposa y tres hijos de 19, 17 y 16 años que esperaban ansiosos su vuelta a la casa) y el marinero Alfonso López, y entre los tres consiguieron lanzar al agua una de las balsas inflables. López se tiró al agua por la popa y cayó dentro de la balsa, puesto que no sabía nadar. El mayordomo no tuvo tanta suerte. En su zambullida fue a impactar con una parte saliente del casco y cayó al mar sin sentido. Desapareció bajo las aguas antes de que sus compañeros pudieran prestarle auxilio. No eran los únicos que intentaban escapar del desastre porque cerca de ellos se oían gritos, cuya procedencia no se podía determinar. Seguramente se trataba de otros supervivientes que intentaban lanzar alguna balsa por haber quedado inservibles los botes salvavidas.
En pocos minutos, la escora del ARA Isla de los Estados llegaba a los noventa grados, antes de abandonar la nave, Payarola estuvo deambulando por la misma mientras se escuchaban explosiones menores, hasta que decidió lanzarse al agua helada. Se dirigió nadando hacía un punto de donde provenían gritos. Era una de las balsas en las que habían conseguido embarcar los marineros Antonio Máximo Cayo y Manuel Olveira que lograron salvarse pocos minutos antes que se hunda el barco.
Mientras tanto, un helicóptero Lynx británico evolucionaba sobre el mercante observando su hundimiento, lo que confirmaba la autoría del ataque. Por su parte, la fragata HMS Alacrity proseguía su camino a toda máquina hacia el norte sin prestar ayuda a los náufragos. Si lo hubiera hecho, Olveira y todos los demás hubieran sobrevivido.
Aunque la segunda balsa se encontraba en bastante mal estado, Olveira y su compañero ayudaron a subir a Payarola que acababa de llegar. El frío era intenso y todavía se escuchaban por la zona algunos gritos mientras observaban en la oscuridad si encontraban a otros náufragos.
El Capitán de Corbeta Payarola pensó que con los tres encima la balsa no duraría mucho, decidiendo lanzarse de nuevo al agua. Optó por dirigirse nadando hacia un bulto negro que resultó ser la otra balsa con el marinero López, el Capitán Panigadi y el Primer oficial Bottaro. Los dos oficiales pudieron escapar del puente tras la explosión y los había recogido López.
Entre los tres le ayudaron a subir a bordo. Esta balsa se encontraba en buen estado, aunque la corriente les alejó de la zona del hundimiento, dejando de oírse las voces. En esos momentos, el ARA Isla de los Estados ya había desaparecido bajo las aguas con buena parte de su tripulación en el interior.
La costa estaba a la vista. No quedaba más remedio que remar para acercarse antes de que la corriente terminase por arrastrarlos mar adentro. En un arrebato, el Capitán Panigadi se tiró al agua iniciando una lenta aproximación a nado hacia la costa. El siguiente en hacerlo fue el Primer oficial Bottaro, el único que llevaba chaleco salvavidas. Más tarde, Payarola llegó nadando a tierra al mismo tiempo que remolcaba la balsa con el marinero López a bordo. Entretanto, ambos pudieron observar como el Capitán del buque, Tulio Néstor Panigadi se desviaba de la buena dirección y continuaba nadando hasta perderse de vista (quizá decidió que no podía seguir viviendo al hundirse su barco y su gente), y como se le agotaban las fuerzas al Primer oficial Bottaro en su particular aventura. Más tarde, el cuerpo del Capitan Panigadi, fue recuperado por los hombres del Río Carcarañá.
A las 03:30 horas consiguieron llegar a tierra, identificada posteriormente como la Isla Cisne, y sacaron del agua al Primer oficial Bottaro. Estaba completamente agotado y helado de frío. A pesar de aplicarle todos los cuidados que podían, terminaría falleciendo.
Respecto a la segunda balsa y sus dos ocupantes, donde estaba Olveira, nunca más se supo que fue de ella.
Así fue como veinticuatro héroes (14 civiles y 10 militares) murieron, integrando la lista de los 649 patriotas que ofrendaron sus vidas en Malvinas.
Finalmente el marinero Alfonso López (también gallego de Fisterra) y el capitán de Corbeta Alois Esteban Payarola alcanzaron una isla en medio del estrecho de San Carlos. Allí, en la isla Cisne, debieron soportar bajas temperaturas y sobrevivieron comiendo lo que encontraron y bebiendo agua de lluvia, hasta que el 16 de mayo (6 días después) fueron rescatados por el buque mercante Forrest de 250 toneladas de desplazamiento y una velocidad de 9 nudos que fue requisado y puesto bajo el mando del teniente de navío Rafael G. Molini. El buque pertenecía antes del 2 de abril, la Gobernación Colonial y realizaba tareas para la Falkland Islands Company, la compañía propiedad de Margaret Thatcher y su esposo.
De los dos supervivientes, el marinero gallego Alfonso López (que llegó al país a los 15 años, trabajó como marino mercante), tras sobrevivir al hundimiento de su barco siguió en la mar como contramaestre hasta su jubilación en 1992, falleciendo el 24 de septiembre de 2005. En tanto que el Capitán de Corbeta Alois Esteban Payarola, se le otorgó la Medalla al valor en combate y vive en la actualidad en Bahía Blanca.

El gallego malvinero
Aquí se produce el paso a la inmortalidad del único español caído en combate. MANUEL OLVEIRA, UN HÉROE GALLEGO EN LA GUERRA DE MALVINAS. El único español muerto en la Guerra de Malvinas. Era nacido en Finisterre, Galicia, se llamaba Manuel Olveira y residía en la localidad bonaerense de Lanús.
Descripción: C:\Fenix\web escuadron fenix\notasycomentarios\Plazoleta MO.jpg Fuentes: Alberto Seoane y Veteranos de Madryn, Chubut
A Manuel Olveira se lo recuerda en la Plazoleta de Remedios Escalada y Concejal Noya, en Lanús (provincia de Buenos Aires), donde una placa conmemorativa y luego una estatua, erigida el 31 de mayo de 2003 le rinde homenaje. Olveira había nacido en la emblemática Fisterra, un municipio español de la provincia gallega de La Coruña, el 3 de diciembre de 1934. Allí pasó su juventud hasta que decidió emigrar a América en 1957. En Argentina, a cuestas con su oficio, no pudo dejar su vocación de hombre de mar y es así que durante el conflicto bélico en Malvinas, trabajó en el buque mercante Isla de los Estados, transportando mercancías a las islas
Así es como en la noche del 10 de Mayo de 1982, cerca de Puerto Howard, en una de las tantas misiones de transporte, fue atacado por la fragata británica HMS “Alacrity”, cuyos cañonazos dieron en la carga de combustibles y municiones que llevaba. El “Isla de los Estados” explotó y desapareció junto con casi toda su tripulación en pocos minutos.

Sobrevivientes
Capitan de Corbeta Alois Payarola
Marinero Alfonso Alfredo López

El hundimiento de este buque fue un suceso emblemático, ya que operaban en él hombres de las tres Fuerzas Armadas, de la Prefectura y de la Marina Mercante.
ROL DE HONOR – TRIPULACIÓN DEL “ISLA DE LOS ESTADOS” MUERTA EN COMBATE
Personal de la Marina Mercante
Capitán: Capitán de Ultramar Tulio Néstor Panigadi
1º Oficial Capitan de Ultramar Jorge Esteban Bottaro
2º Oficial Piloto de Ultramar Jorge Nicolás Politis
Jefe de Máquinas Maquinista Naval Miguel Aguirre
1º Maquinista Maquinista Naval Alejandro Omar Cuevas
Contramaestre Benito Horacio Ibáñez
Cabo de Marina Jorge Alfredo Bollero
Marinero Manuel Olveira
Marinero Antonio Máximo Cayo
Marinero Antonio Manuel Lima
1º Electricista Pedro Antonio Mendieta
1º Mecánico Enrique Joaquin Hudephol
1º Cabo Omar Héctor Mina
1º Cocinero Rafael Luzardo
Mayordomo Héctor Omar Sandoval
Personal de Ejército
Capitán Marcelo Sergio Novoa
Sgto. Ayudante Victor Jesús Benzo
De la Armada Argentina
Cabo Ppal. Rubén Torres
Cabo Enfermero Orlando Cruz
Cabo 2º Oscar José Mesler
De Fuerza Aérea
Cabo 1º Héctor Hugo Varas
De Prefectura Naval
Marinero Jorge Eduardo López

http://guerraaltlanticosur.blogspot.com.ar/2015/02/el-autor-alberto-n-manfredi-h.html

MALVINAS
Guerra en el Atlántico Sur

Autor Alberto N. Manfredi (h)

Capítulo 24
LA ODISEA DEL “ISLA DE LOS ESTADOS”

Descripción: C:\Fenix\INFOFENIX\Infofenix articulos\I de los E 1.jpg

El 9 de mayo el FAS resolvió llevar a cabo una serie de ataques contra la flota enemiga alistando numerosas escuadrillas de Skyhawk A4B y A4C, Mirage V-Dagger, Learjet, Hércules, Boeing 707 y hasta un Hawker 125. Los primeros en decolar fueron los Learjet del reorganizado Escuadrón Fénix quienes tuvieron a su cargo maniobras de diversión para atraer sobre sí las PAC interceptoras y los radares de la Royal Navy y abrir camino a los cazabombarderos y cisternas que debían operar en la zona de combate. El Hawker 125, al comando del vicecomodoro R. Quiroga (primer teniente Aníbal Dante Poggi, alférez Roberto. Mariani), tendría a su cargo una misión de control aéreo táctico.
Los cazas movilizados ese día fueron los A4C del Grupo 4 de Caza que organizados en secciones de cuatro, tres y dos aparatos respectivamente, efectuaron salidas para interceptar y atacar blancos navales.
La primera de ellas, integrada por el capitán Jorge O. García, los tenientes Jorge R. Farías y Jorge E. Casco y el alférez Gerardo G. Isaac, despegó de San Julián a las 15.40 hs. bajo el indicativo “Trueno”, seguida por los “Cóndor” del capitán Mario Jorge Caffaratti, el primer teniente Jorge Daniel Vázquez y el teniente Ricardo “Tom” Lucero y los “Fortín” de los teniente Ernesto R. Ureta y Daniel A. Paredi, a quienes cubrían los Mirage V-Dagger de las secciones “Puma” y “Jaguar” con el mayor Juan Carlos Sapolsky, el primer teniente Jorge Daniel Senn, el capitán Raúl Ángel Díaz y el teniente Mario Miguel Callejo la primera y el vicecomodoro Luis Domingo Villar, el capitán Norberto R. Dimeglio el primer teniente César Fernando Román y el teniente Gustavo E. Aguirre Faget, la última.
Ninguna de ellas alcanzó los objetivos debido a las pésimas condiciones climáticas. Aun así, los “Trueno” del capitán García decidieron seguir su avance, deseosos de llegar a la zona de combate, sobrevolando la isla Gran Malvina a bajo nivel, en medio de lloviznas y nieblas que iban aumentando a medida que se aproximaban a los blancos.
Al noreste de Puerto Argentino, el destructor “Coventry” y la fragata “Broadsword”, captaron en sus radares, dos ecos que se aproximaban en medio de la borrasca. Se trataba de los Learjet de las secciones “Litro” (capitán Miguel Arques, teniente Eduardo Cercedo y teniente Oscar Domínguez) y “Pepe” (mayor Ricardo González, capitán Ricardo Ceaglio), a quienes les dispararon tres misiles Sea Dart (14.17Z) que erraron por amplio margen y permitieron a los aviones alejarse de regreso a su base.
La escuadrilla “Trueno” siguió avanzando hasta el archipiélago de las Sebaldes, al noroeste de la Gran Malvina, donde la misión terminaría en tragedia.
Debido a las pésimas condiciones climáticas, los aviones de Casco (matrícula C-313) y Farías (matrícula C-303) se estrellaron; el primero, en la cara noroeste de los acantilados de las islas Jasón del Sur, también llamadas Los Salvajes (51º12’23’’S, 60º53’26’’O), y el segundo, al sudoeste, en las aguas que daban frente a sus playas.
Los restos de Casco serían hallados por efectivos de la Royal Navy en 1999 con su carga de bombas intacta y el piloto en su cabina. Farías nunca fue encontrado1.
El capitán del “Coventry”, David Hart-Dyke, reclamaría los derribos convencido que los misiles que había disparado contra los Learjet de las secciones “Litro” y “Pepe” habían alcanzado a los Skyhawk, pero no fue así. Su buque y el “Broadsword” (objetivos de la escuadrilla “Trueno”) se hallaban muy cerca de Puerto Argentino cuando tuvieron lugar los hechos, a una considerable distancia de las Islas Sebaldes, por lo que sus Sea Dart jamás pudieron llegar hasta ellos.
Aquel no fue un buen día para la Argentina ya que en el aeropuerto de la capital malvinense fueron averiados un Puma de la Prefectura Naval, otro del Ejército y un Bell UH-1H de esta última arma.
Al día siguiente tuvo lugar una nueva tragedia naval que si bien no tuvo la magnitud de la del crucero “General Belgrano”, fue igual de significativa en lo que a pérdida de hombres y material logístico se refiere.
Durante la noche del 9 al 10 de mayo, el ARA “Isla de los Estados” navegaba aguas del Estrecho de San Carlos, en dirección a Bahía King (Puerto Rey), después de descargar pertrechos en Bahía Zorro (Fox Bay) durante buena parte del día.
En capítulos anteriores hemos visto al transporte integrando la flota argentina durante el Operativo “Rosario” y las tareas de alije y descarga que estuvo realizado en Puerto Argentino los días posteriores a la ocupación.
Construido en astilleros de Gijón, España, en 1975, se incorporó a la Armada Argentina cinco años después, adoptando el nombre de la legendaria isla que había inspirado a Julio Verne para una de sus mejores novelas 2
Con su eslora de 180 metros, su velocidad máxima de 14 nudos y sus 3980 toneladas de desplazamiento, efectuaba el servicio interésenlo transportando personal militar, armamento, suministros y víveres para las dotaciones apostadas a lo largo del archipiélago. Vale destacar que fue la primera embarcación argentina en atracar en Puerto Stanley el día de la invasión, hecho que tuvo lugar a las 12.00 del 2 de abril.
El 27 de marzo, el buque había cargado equipos, raciones y material de logística para la Compañía de Ingenieros 9 en Puerto Deseado y al día siguiente se hallaba en Puerto Belgrano, de donde zarpó junto a la fuerza de tareas argentina que iba a ocupar las islas, al mando de su capitán, Tulio Néstor Panigadi.
Capitán y buque quedaron sujetos al control del Apostadero Naval Malvinas, cuyo jefe era el capitán de fragata Adolfo A. Gaffoglio.
El coordinador y asesor militar designado por la Armada para embarcar en la nave y hacer las veces de enlace fue el capitán de corbeta Alois Payarola que estuvo secundado en sus funciones por el suboficial radiotelegrafista Rubén Torres y el cabo primero enfermero Orlando Cruz.
Durante el Operativo “Rosario”, el “Isla de los Estados” integró el grupo de tareas GT 40.2 junto al rompehielos “Almirante Irizar” y el buque de desembarco “Cabo San Antonio” (nave insignia del almirante Büsser), navegando en la retaguardia de la flota.
Una de las tareas que se le encomendaron después de la ocupación fue el sembrado de minas marinas que llevó a cabo en el mes de abril, aplicando, como lo explica Jorge Muñoz, un sistema elaborado e ideado por el mecánico del “Bahía Buen Suceso”, Domingo Chillemi.
Se trataba de veinticinco artefactos esféricos de 400 kilogramos de explosivos, anclados a una amarra sujeta a un peso que se asentaba sobre el lecho marino y los dejaba flotando a unos tres metros debajo de la superficie. Se colocaron todos en la entrada de Puerto Groussac, frente a la capital insular y se planificó hacer lo mismo en San Carlos y Bahía Agradable pero el general Menéndez descartó la idea, interesado solamente en proteger aquel punto.
Otra de sus actividades fueron las tareas de alije, debido a que la grúa con pluma real de 20 toneladas de la que estaba dotado, constituía la herramienta ideal para los trabajos de aligeramiento en otros buques de carga, tal como aconteció con el “Río Cincel”, el “Río Carcarañá”, el “Formosa”, el “Bahía Buen Suceso” y el “Mar del Norte”.
En días posteriores al 1 de mayo, el transporte continuó con sus tareas habituales llevando armamento hasta el Estrecho de San Carlos. En uno de esos viajes, el transporte se detuvo en un punto intermedio entre el islote Oeste y la isla Calista y allí tomó contacto con el “Río Carcarañá” que virando en redondo, comenzó a seguir su estela mientras se desplazaba hacia Bahía Fox.
Una serie de alertas rojas demoraron los trabajos de descarga, que comenzarían a las 23.00 hs. del 3 de mayo, después de que las bordas de ambas embarcaciones tomaran contacto al colocarse una junto a la otra (18.30). El “Isla de los Estados” comenzó llenar sus bodegas con el material que le fue pasando el “Río Carcarañá”, a saberse, un vehículo CTR TT-24 de la Prefectura Naval que viajaba con su conductor, marinero Jorge Eduardo López; tambores de combustible y varias cajas de municiones.
La tarea finalizó a las 14.30 del día 4, cuando se le ordenó al Río Carcaraña fondear en Puerto Rey, una amplia ría sobre la costa occidental de Lafonia, en la isla Soledad, a mitad del Estrecho de San Carlos y aguardar ahí nuevas instrucciones. Mientras tanto, el “Isla de los Estados” se desplazaría hasta Bahía Fox para descargar tambores de gasoil, nafta y JP1.
Los buques tendrían un tercer encuentro en Puerto Rey, hasta donde también llegó el “Forrest” llevando víveres. Allí pasaron la noche, después que el “Río Carcarañá” transfiriera otra carga de tambores de combustible al transporte de la Armada en medio de una fuerte tormenta. Para esa tarea, contaron con efectivos de la III Brigada de Infantería que habían llegado al lugar esa misma mañana, a bordo del “Monsunen”.
Las naves permanecieron fondeadas en el lugar por espacio de cinco días hasta que el 9 de mayo por la mañana sus radios captaron un desesperado aviso de alerta proveniente de alta mar. Nadie a bordo sabía su origen como tampoco quien la emitía, ignorantes de que en esos momentos el “Narwal” estaba siendo atacado dentro de la Zona de Exclusión.
Al día siguiente, lunes 10 a primera hora, el “Río Carcarañá” procedió a pasar al “Isla de los Estados” la cohetera SAPBA de fabricación nacional, desarrollada por CITEFA, utilizando para ello la pluma para 50 toneladas de la que estaba dotado, trabajo que supervisaron especialmente los capitanes Edgardo Dell´Elicne y Tulio Néstor Panigadi.
La poderosa pieza de 25 toneladas, estaba montada sobre un vehículo Fiat 6×6 y disponía de varios cañones con los que podía disparar en salva e incluso individualmente, proyectiles que superaban los 20 kilómetros de distancia. Junto con ella, pasaron los efectivos militares encargados de operarla, capitán Marcelo Sergio Novoa y sargento ayudante Víctor Jesús Benzo.
Siguiendo el relato de Muñoz, después del mediodía el “Forrest” zarpó con destino a Puerto Argentino en tanto el “Río Carcarañá” finalizaba su descarga y se apretaba a levar anclas. Fue poco después que el capitán de este último invitó a su colega del “Isla de los Estados” a cenar a bordo de su buque, lo mismo al coordinador naval Alois Payarola y al primer oficial José Esteban Bottaro.Durante aquella agradable cena, Dell Elecine le sugirió a Panigadi que no viajase de noche porque la intensa lluvia le iba a impedir la visión. Según su consejo, lo más acertado sería hacerlo al día siguiente, con las primeras luces, idea con la que Panigadi no estuvo de acuerdo.
El capitán del “Isla de los Estados” escuchó respetuosamente sus consejos pero se excusó amablemente de seguirlos, argumentando que los vientos habían amainado y que, por consiguiente, el peligro se reducía. Por esa razón, iba a aprovechar lo cerrado de la noche para navegar hasta Puerto Howard, a donde llegaría al amanecer y ahí esperaría nuevas instrucciones. Y Así fue como a las 21.00 horas, el “Isla de los Estados”, con su dotación completa, levó anclas y se hizo a la mar, ganando lentamente las frías aguas del estrecho.
La que navegaba por San Carlos esa noche era la fragata HMS “Alacrity”, que el almirante Woodward había enviado hacia allí para cerciorarse de que la bahía, en la que los británicos pensaban desembarcar sus fuerzas, estuviese libre de minas.
Se trataba de un recorrido de altísimo riesgo durante el cual, su comandante, el capitán Christopher Craig, debería desplazarse de norte a sur por el estrecho y luego remontarlo hacia su desembocadura, después de recorrer las aguas de la bahía, donde su gemela, el HMS “Arrow”, la estaría aguardando3.
De acuerdo a instrucciones recibidas antes de la misión, al pasar frente a las posiciones argentinas de Bahía Fox, el capitán Craig ordenó lanzar bengalas luminosas con el fin de mantener en tensión y alerta a la guarnición allí acantonada.
Los argentinos vieron iluminarse fantasmagóricamente el sector sin que se desencadenase ningún ataque sobre sus posiciones dado que la fragata siguió hacia el norte, perdiéndose en la oscuridad
A las 22.20 (01.25Z), el operador del radar informó a Craig que tenía un eco en sus radares que parecía señalar la presencia de una buque desconocido.
Una nueva bengala dejó a la vista al “Isla de los Estados” cuando navegaba hacia la isla Cisne con las luces apagadas efectuando espaciados barridos con el radar.
El capitán Craig impartió una serie de directivas y a las 22.25 (01.25Z) ordenó abrir fuego.
El cañón Mark 8 apuntó hacia el barco enemigo y disparó uno detrás de otro, una docena de proyectiles de 4,5 pulgadas que impactaron en la banda de estribor, generando un incendio de proporciones que en el término de pocos minutos alcanzó los tambores de combustible4, las bombas almacenadas en las bodegas y las cargas de la cohetera CITEFA.
Tremendas explosiones sacudieron la noche, destrozando el interior del barco y generando una impresionante bola de fuego que fue vista desde Bahía Fox y otros puntos, en ambas orillas.
El transporte naval comenzó a inclinarse rápidamente.
Al momento del ataque, la mitad de la tripulación se hallaba en sus puestos en tanto la otra, descansaba en sus camarotes.
En el puente de mando, el capitán Payarola tomó el micrófono de la radio y con voz agitada solicitó al “Forrest” que pidiese a las baterías costeras que dejasen de disparar ya que pensaba que el fuego que recibían era propio. El angustioso llamado fue captado por Claudio Mazzi, tercer oficial del “Río Carcarañá”, quien puso al tanto a sus superiores de lo que estaba aconteciendo.
El “Isla de los Estados” se hundía rápidamente por estribor cuando el marinero Alfonso López corría por el puente de mando. Ante de llegar, un nuevo impacto alcanzó de lleno ese sector, obligando a los tripulantes a alejarse de allí. López corrió hasta el puente y en medio de las llamas y el humo sofocante, ayudó a sus superiores (Panigadi y Payarola) a ponerse de pie. En el lugar yacían tendidos los cuerpos de varios hombres, casi todos muertos.
El buque se inclinaba peligrosamente cuando López, ayudado por el camarero Héctor Omar Sandoval y el capitán Payarola, arrojó al agua una de las balsas inflables. Una vez concretada la acción, Payarola se encontraba allí, obligó a ambos a arrojarse a ella y ante sus dudas (no querían abandonar el barco sin él), insistió. Los dos marineros se miraron y ante un nuevo exhorto del oficial procedieron a obedecer. Sandoval cayó al agua en tanto López lo hizo en el centro de la balsa.
Dada la inclinación que presentaba el “Isla de los Estados”, Payarola perdió el equilibrio y cayó al mar, lo mismo el capitán Panigadi y el primer oficial Bottaro a quienes López pudo localizar flotando, gracias al resplandor de los incendios. Estirándose hacia ellos los ayudó a subir a la balsa, no así a Sandoval y a Payarola, a quienes había perdido de vista.
Los tres náufragos comenzaron a remar con fuerza y celeridad intentando alejarse del desastre y evitar que la succión del buque los arrastrase hacia el fondo del mar. Diez minutos después, el “Isla de los Estados” desapareció bajo las aguas llevándose consigo a los muertos y heridos que había a bordo y a quienes flotaban cerca de su casco.
Caía una fina y helada llovizna cuando la obscuridad y el silencio invadieron el lugar.
Desaparecido el transporte, los tripulantes de la balsa recorrían los alrededores en busca de sobrevivientes y en esas estaban cuando veinte minutos después, repararon en una luz distante que parecía flotar sobre las aguas. Era el capitán Payarola que, con su linterna en la mano, hacía señales luminosas solicitando auxilio.
El oficial nadó hasta ellos y una vez a bordo, relató extenuado que al caer al mar, se había aferrado a otra balsa semihundida en la que se encontraban los marineros Antonio Máximo Cayo y Manuel Oliveira, de quienes debió alejarse porque la misma no iba a resistir el peso de tres hombres.
Panigadi, Bottaro, López y Payarola pasaron la noche achicando el agua que entraba en la balsa y remando con mucho esfuerzo intentaron alcanzar la costa, a la que recién divisaron con las primeras luces del 11 de mayo. Desesperados por llegar, comenzaron a remar con mayor intensidad comprobando que la corriente les impedía aproximarse. Fue entonces que Panigadi, conmovido por la experiencia vivida, solicitó más abrigo dado que el frío lo estaba afectando profundamente. Viendo aquel cuadro, Payarola y López, que trabajaban afanosamente en achicar el agua con sus botines, le gritaron que siguiese remando, eso a efectos de mantenerlo ocupado y evitar de ese modo que entrase en desesperación.
Cuando se encontraban a 40 metros de la costa los náufragos comprobaron que la balsa se estaba hundiendo y que era más el agua que entraba que la que sacaban. Entonces Panigadi, enajenado a esa altura y desesperado por alcanzar la orilla, saltó del bote y comenzó a nadar sin que López y Payarola pudiesen detenerlo. Casi enseguida hizo lo propio Bottaro, que llevaba puesto el chaleco salvavidas, para alcanzarlo y evitar que la corriente se lo llevase.
Los que quedaron en la balsa siguieron remando y cuando se hallaban a 20 metros de la costa, el militar se arrojó al mar y tirando con fuerza de una soga enroscada en la proa, arrastró a la embarcación hacia la orilla. Una vez en tierra, comenzó a recoger el cabo, tarea que suspendió súbitamente cuando distinguió el cuerpo de Bottaro flotando inerte en las aguas. Desesperado por no perderlo, Payarola se arrojó al mar y comenzó a nadar hasta donde aquel se mecía. Logró tomarlo por el chaleco y tirando con fuerza, lo fue llevando a la rastra hacia la playa, abrigando la esperanza de que todavía estuviese con vida.
El bravo oficial sacó a Bottaro del mar y después de arrastrarlo por el pedregullo y la arena, lo depositó en lugar seguro, pues todavía creía que podría revivirlo.
Abocado estaba a esa tarea cuando la voz de López llegó hasta él.
-¡Capitán! ¡Panigadi se nos va!
Cuando Payarola alzó la vista el capitán del “Isla de los Estados” se alejaba arrastrado por la corriente que en esos momentos acababa de invertir el rumbo.
Panigadi, completamente extenuado gritaba solicitando ayuda pero al cabo de unos minutos su voz se apagó y su cuerpo, enredado entre las traicioneras algas de la costa, las célebres “kelpers”, desapareció tragado por el mar.
Siguiendo instrucciones de Payarola, López se arrojó a las aguas heladas y después de nadar varios metros, haciendo un esfuerzo supremo, logró hacer pie y caminar en dirección a la playa.
Pese a que estaba agotado, ayudó a Payarola a arrastrar a Bottaro hasta un lugar más protegido y allí intentaron reanimarlo, sin conseguirlo. El primer oficial del transporte falleció algunos minutos después, víctima de un paro cardíaco, en medio de espasmos y contracciones, cuando una intensa lluvia se abatía sobre ellos.
Los dos sobrevivientes se acurrucaron en un principio de pozo que habían comenzado a cavar con los remos pero les resultó imposible descansar, no solo por la lluvia y el frío intenso sino porque todavía estaban profundamente conmovidos por la experiencia vivida.
Los días que siguieron fueron dignos de una novela de aventuras, con dos náufragos perdidos en una isla remota, sin recursos y lejos de todo contacto.
Con el viento y la lluvia arreciando, en la mañana del 11 de mayo López y Payarola abandonaron el improvisado refugio en el que habían pernoctado y echaron a caminar por un suelo pedregoso que les hizo difícil el andar (durante el naufragio, habían perdido un botín cada uno).
Caminaron por espacio de una hora hasta que, a lo lejos, alcanzaron a ver una vivienda con un galpón contiguo. No lo sabían todavía pero se hallaban en la mayor de las islas Cisne, frente a las costas de la Gran Malvina, al sur de Puerto Howard, en medio del Estrecho de San Carlos.
Encontrar ese asentamiento en un islote perdido en medio de la nada, fue una bendición del cielo. Sin dudarlo un instante se encaminaron hacia allí, esperanzados en encontrar alimentos y abrigo que les permitiesen sobrevivir. Cuando llegaron hicieron una breve inspección de los alrededores y después de abrir la puerta de la casa, comprobaron que la misma estaba abandonada.
Ya en el interior se quitaron las ropas y las pusieron a secar puesto que las mismas, no solo estaban empapadas sino también heladas. Hallaron unas bolsas de harpillera y lana de ovejas que había allí y cubriéndose con ellas, se echaron sobre dos camastros y se quedaron profundamente dormidos.
Se despertaron antes de la salida del sol y con mucha alegría, pudieron comprobar que su ropa interior se había secado y que en la alacena de la vivienda había alimentos (frutas secas, avena, mermelada, leche en polvo y azúcar), complemento ideal para el par de raciones individuales que habían conservado ambos al producirse el naufragio.
Era 12 de mayo y más no se podía pedir. Estaban eufóricos y aliviados por el hallazgo y por eso, la falta de elementos para hacer fuego no fue un contratiempo, menos cuando en el exterior descubrieron agua potable dentro de un tanque que recogía la lluvia.
Después de racionar con prudencia, los dos náufragos salieron de recorrida, a efectos de explorar los alrededores y ver si había habitantes en el lugar. Como no hallaron nada regresaron a la cabaña y se pusieron a conversar.
Jorge Muñoz explica en detalle las peripecias de aquellos dos hombres. La experiencia vivida, la soledad y la poca posibilidad de que alguien los encontrase hicieron nacer en ellos una profunda amistad.
Durante las horas de la noche, después de los almuerzos o las recorridas de exploración, se detenían a conversar y recordar viejas anécdotas, a fin de matar el interminable paso del tiempo. Payarola habló de sus experiencias en la Armada, de su familia y su juventud; López rememoró su Finisterre natal, allá en España, sus correrías infantiles en La Coruña, su viaje a la Argentina en 1940, a poco de finalizada la guerra civil, su ingreso en la Prefectura Naval en 1957, su paso a la flota mercante y su familia, compuesta por su esposa, Rosa y su hijo Manuel, con quienes vivía en un pequeño departamento de Avellaneda, cerca del estadio del Club Atlético Independiente.
El establecimiento rural en el que habían encontrado refugio se hallaba en la punta de una península en forma de aguja, en la costa norte de la isla, justo en la mitad de su extensión, donde formaba una importante bahía con otra de mayores proporciones que se extendía al noreste.
El establecimiento disponía de varios corrales ubicados detrás del gran galpón, en dirección sur y contaba con un muelle bastante extenso que se adentraba en la ría desde la costa oriental de la península.
El jueves 13 de mayo por la mañana, ya con la ropa completamente seca, Payarola y López, al mejor estilo Robinson Crusoe y Viernes, se confeccionaron calzados con cueros de oveja y echaron a caminar durante una hora y media hacia el lugar en el que habían desembarcado y donde yacía el cuerpo del malogrado Bottaro.
Bordearon la bahía, en dirección sudeste, hasta alcanzar el lugar y una vez allí, desde un terreno elevado, pudieron divisar a lo lejos, la importante silueta del “Río Carcarañá”.
Presas de viva excitación, se pusieron a hacer señas con palos y bolsas que habían traído especialmente desde el establecimiento rural, sin lograr hacerse ver. Cerca del mediodía, después de dos horas de infructuosos intentos, alcanzaron a distinguir a una nave menor que se dirigía directamente al buque mercante. Era el “Forrest” que al comando del teniente de navío Rafael G. Molini, buscaba a posibles sobrevivientes del desastre.
Desalentados y extremadamente cansados, a las 16.00 horas emprendieron el regreso a la cabaña sin perder las esperanzas de que en algún momento lograrían llamar la atención de quienes los buscaban.
Mientras eso sucedía, desde el “Río Carcarañá” y el “Forrest” hombres en permanente vigilia oteaban el horizonte con sus prismáticos en tanto los radares del primero efectuaban constantes barridas para ubicar a los sobrevivientes.
El viernes 14 de mayo fue un día de vientos y e intensas lluvias pese a lo cual, Payarola y López se dirigieron nuevamente a los peñascos para insistir con las señas. Lo intentaron por espacio de dos horas pero dado el clima imperante, acabaron por desistir.
Al día siguiente, con mejor tiempo, improvisaron una suerte de baliza utilizando la tela color naranja del bote salvavidas y como en las oportunidades anteriores, regresaron nuevamente a la cabaña para racionar y pasar la noche sin haber logrado llamar la atención de su gente.
Cuando a la mañana siguiente se despertaron, desayunaron y esperaron dentro de la propiedad hasta cerca del mediodía, volvieron a salir. Era una jornada de sol radiante y cielo despejado, algo que les dio ciertas esperanzas e hacerse ver. Una vez en aquella suerte de atalaya que formaba el terreno elevado, comenzaron a agitar la tela naranja al tiempo que hacían señal por medio de un espejo.
A bordo de ambas embarcaciones las tripulaciones vigilaban el horizonte cuando desde el “Forrest”, alguien creyó distinguir una luz en la lejanía. Habían dado con los sobrevivientes del “Isla de los Estados” poniendo fin a su odisea.
Desde las dos naves se dispararon bengalas e inmediatamente después, la de menor calado puso proa hacia la isla.
Demás está decir que la alegría de los náufragos fue inenarrable.
El “Forrest” llegó a la costa y de él descendieron varios marinos, para ayudarlos a embarcar y recoger el cadáver del oficial Bottaro.
Los dos únicos sobrevivientes del “Isla de los Estados” habían sido rescatados pero su odisea, no había finalizado.

Referencias
1 Los restos del teniente Casco fueron encontrados en la Isla Jasón del Sur, cuando un equipo del Ministerio de Defensa británico recorría el archipiélago junto a la policía local en busca de municiones sin detonar. En el mes de mayo de 2008 fueron devueltos a la Argentina junto a un pedido de disculpas formal por los años que habían transcurrido sin ser devueltos.
Al momento de ser hallado, el cuerpo carecía de identificación por lo que, una vez en Buenos Aires, la Cancillería lo remitió inmediatamente a la Fuerza Aérea y esta al Banco Nacional Genético del Hospital Durand, donde se los sometió a un examen de ADN. En junio de ese año, se pudo determinar que se trataba del teniente Jorge Eduardo Casco, oriundo de Roque Sáenz Peña, provincia de Chaco. Por deseo de su familia, sus restos fueron sepultados en el cementerio de Puerto Darwin, en las islas Malvinas, en una ceremonia con honores militares. El brigadier Gordon Moulds, comandante de las British Forces South Atlantic Islands, previo responso en el aeropuerto de Puerto Argentino, a cargo del monseñor Michael McPartland, presidió la ceremonia. Estuvieron presentes durante el sepelio su esposa, Ivone Dentesano; su madre, Ofelia Carolina Codutti y sus hijos, Guillermo y Julieta quienes viajaron en un vuelo especial desde el Aeroparque Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires al que concurrieron autoridades nacionales, militares y religiosas.
Fue el primer vuelo humanitario que llevó al archipiélago los restos de un combatiente argentino muerto
durante la guerra.
2 El faro del fin del mundo, escrita en 1901 y editada por primera vez (por entregas) entre el 15 de agosto
y el 15 de diciembre de 1905 en la “Revista de Educación y Recreo” de París.
3 Debía hacer observación y rescatar a los sobrevivientes del “Alacrity” en caso de ser hundida.
4 Contenían 325.000 litros gasolina para aviones.

N/R  En el primer párrafo remarcado en negritas la actuación del Escuadrón Fénix